Hablé con una ex-prostituta en Ámsterdam y aprendí una valiosa lección

 

"La verdad es que no sé dónde posicionarme en cuanto a la legalización de la prostitución, porque nunca he conocido a una mujer que haya sido parte de ello."

"Pues ahora ya sí."

 

Éste fue el comienzo de una de las conversaciones más interesantes que he tenido nunca, una mañana de verano en la ciudad de Ámsterdam. Durante horas hablé con esta increíble mujer  sobre los mitos y verdades del negocio más viejo del mundo, y cuando nos despedimos la realidad para mí había dado un giro monumental.

 

Desde hace un par de años se han multiplicado las publicaciones y los artículos online de mujeres feministas alabando a las "trabajadoras del sexo" y defendiendo su derecho a hacer de ello un negocio si así lo eligen. "Es su cuerpo y pueden hacer lo que quieran con él" - y está claro que esto no tiene mucha más vuelta de hoja. Sin embargo, después de esta conversación, me volví muy escéptica en cuanto a lo que de verdad significa "elegir" en el campo de la prostitución. Después de todo, una elección no es elección si no se toma con libertad.

La mayoría de las mujeres que escapan de la prostitución sufren trastorno por estrés postraumático, en un porcentaje similar o mayor que los veteranos de guerra, me dijo. Durante años se ha dedicado a ayudar a estas mujeres y ella misma es víctima de este trastorno. Y, mientras los medios y las películas comerciales nos venden el mito del tío tímido, inseguro y solitario que nunca consigue mojar y necesita la ayuda de una prostituta que se divierte con su ingenuidad, la realidad es muy distinta: la mayoría de los clientes son hombres casados que saben perfectamente lo que hacen y que buscan en la prostitución lo que sus esposas no les dejan (o dejarían) hacer en el dormitorio. Esto, por supuesto, no podría estar más lejos del sexo divertido y gentil que se correspondería con el chaval tímido, en el cual la mujer ostenta el control sobre sí misma y le enseña qué hacer; no, esta situación implica el uso objetivizado del cuerpo de una mujer para satisfacer prácticas sexuales que, fuera de ese ambiente, abochornarían al hombre que lo compra, desde la escatología hasta la violencia. El lado en el que reside el control lo cambia todo. Y el cliente, como es bien sabido, siempre tiene la razón.

 

Y que sí, que ya sabemos que la mayoría de las mujeres prostituidas tienen esa vida por obligación, pero ¿y las que no? ¿Por qué hay mujeres que eligen la prostitución? ¿Y por qué no lo dejan al ver lo que hay detrás?

 

 

"Porque no conocen otra cosa" fueron las palabras exactas que mi compañera usó para responder a esta pregunta. Existe un fuerte lazo que une la pobreza y el trauma sexual infantil con la prostitución "por elección". Cuando una mujer no tiene recursos, o no puede acceder a una educación, o ha sufrido abusos sexuales de pequeña, no es difícil que caiga en la red de la prostitución. Tal y como señala este estupendo artículo de The Guardian, muchas mujeres prostituidas eran sólo niñas cuando empezaron. En pocas palabras, el sexo abusivo se normaliza a una edad temprana y al final éste acaba usándose como vía para ganar dinero. Y cuanto más tiempo lleves dentro, más difícil te será salir.

 

"¡Pero la prostitución evita violaciones!", argumentan algunas personas. Incluso creo que yo misma he llegado a decirlo. Sin embargo, esta suposición no es sólo engañosa, sino también peligrosa. Engañosa porque, si un hombre es tan agresivo como para violar a una mujer en la calle (sumemos el riesgo de ir a la cárcel), no hay razón para suponer que no será agresivo con una prostituta - la cuestión es si ambas nos importan lo mismo; y peligrosa por la forma en que este razonamiento lidia con el problema de la violación: si un hombre siente el deseo de obligar a una mujer a tener sexo con él, lo único que hacemos ofreciéndole una vía de escape para satisfacer tal deseo es validarlo, en vez de luchar para eliminarlo. Eso por no mencionar que la tal "vía de escape" es nada menos que un ser humano.

 

Grafiti en la puerta del baño de un centro okupado (Bruselas, 2015)
Grafiti en la puerta del baño de un centro okupado (Bruselas, 2015)

 

Lo cierto es que muchas de las que alaban a las "trabajadoras del sexo" son feministas blancas de clase media (como servidora) quienes, a pesar de sus buenas intenciones, no han interactuado de forma directa con el entorno de la prostitución, y por lo tanto dan por hecho que la elección es, en este contexto, un concepto libre (exactamente lo que hacía yo), y de este modo hablan en nombre de mujeres que no han conocido jamás. Y esto ocurre a los aliados de todos los movimientos sociales. Tendemos a poner palabras en las bocas de las víctimas y validamos nuestra opinión sin escucharlas. Nos ocurre a todos y no es un problema exclusivo del activismo, sino de la sociedad a nivel mundial - problema que sólo nos quitaremos de encima siendo conscientes de su existencia.

 

Lo que aprendí aquella tarde no fue sólo que estoy a favor de la abolición de la prostitución y de la criminalización de sus clientes, sino una lección más amplia y profunda: que, sea cual sea nuestro posicionamiento en cualquier tema, el proceso para formar una opinión debe incluir la escucha a las personas afectadas por lo que estamos intentando abolir o defender. Esta idea a priori tan básica resulta esencial para conseguir la libertad de cambiar de opinión.

 

Y viajar, una vez más, puede ser la forma más gratificante y efectiva de hacerlo.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

El privilegio, la elección y la crisis en la prostitución

Cuando se espera sexo a cambio de hospitalidad


Write a comment

Comments: 12
  • #1

    Pao San (Saturday, 27 February 2016 16:51)

    Buen artículo, sin embargo me gustaría aclarar que también habemos feministas abolicionistas que entendemos que en la prostitución no hay elección real porque no hay alternativas. Además quiero añadir que en el texto faltó siquiera mencionar el problema de la trata de personas con fines de explotación sexual, cuyas víctimas son literalmente esclavas sexuales. Pero lo más importante es que estos problemas son originados en el sistema machista y patriarcal que valida la cosificación del cuerpo femenino para el disfrute de los varones.

  • #2

    Lola (Monday, 29 February 2016 16:15)

    Si bien es cierto gran parte de lo que dices, creo que deberías hablar con más prostitutas (hombres y mujeres) porque no todo es blanco o negro, si hay personas que lo eligen libremente, y de todos modos, la legalización y todo lo que conlleva es la única vía pas sacar a las que están condenadas a ello y proteger las que quieren vivir de ello.
    Ser prostituta es un trabajo social! Te recomiendo un documental muy bonito: YES WE FUCK

  • #3

    Catalina (Monday, 29 February 2016 22:05)

    Y no habéis pensado nunca que el colmo de la explotación sexual es el matrimonio?

  • #4

    Nacho (Tuesday, 01 March 2016 04:38)

    Sin querer entrar a probar que sí que hay muchas, muchísimas prostitutas que eligen su profesión libremente y obviando la criminalización que se ha hecho de los clientes, a los que se ha puesto de violadores para arriba (algo bastante alejado de la realidad en la mayoría de los casos), he de preguntar algo que todo el mundo pasa por alto:
    ¿Quién elige trabajar de manera libre y no obligado por las dificultades económicas?
    Porque, la verdad, si yo tuviese dinero de sobra para vivir, iba a trabajar Rita. Por mucho que a alguien le guste su trabajo, no creo que el 80% de la gente (por decir un número al voleo) se levantase todos los días a las 7 de la mañana por amor al arte y al oficio.
    La opinión aquí vertida tiene un sesgo muy grande y es que, aunque la autora, a pesar de decir que "el proceso para formar una opinión debe incluir la escucha a las personas afectadas por lo que estamos intentando abolir o defender", tan sólo ha contado con la opinión de una trabajadora sexual en particular, con una opinión muy concreta. Por cierto, debo destacar que esta prostituta de la que hablamos no es tal, puesto que ha dejado de ejercer por razones más que obvias leyendo acerca de su opinión.

  • #5

    Antonio01 (Saturday, 16 April 2016 14:47)

    ¿Y qué solución hay para un hombre que no es atractivo para las mujeres?

    Yo soy virgen con 25 años, nunca he besado una mujer y nunca he tenido novia.

    He evitado siempre la prostitución. Pero hay días que me subo por las paredes de puro deseo sexual y estoy lleno de rabia.

    Rabia que no sé donde descargar, porque cuando estás reprimido sexualmente toda tu vida es un infierno.

    A ver. ¿Qué solución propondrías para mi?

    -Si no gustas a las mujeres y ninguna quiere acostarse contigo.

    -Si las prostitutas son algo malo que atenta contra la libertad de las mujeres.


    ¿Alguna otra idea?

  • #6

    Revolution on the Road (Wednesday, 20 April 2016 17:16)

    Hola, Antonio01.

    Disculpa que haya tardado en responder. Verás, creo que lo primero de todo es que entiendas que yo no puedo ni tengo que darte una solución a ese problema que tienes. Primero, porque yo me he limitado a escribir un artículo y a exponer mis ideas, que son subjetivas; y segundo, porque no estoy en tu lugar. Puedo empatizar con tu problema, y lo hago, y créeme que lo siento mucho y puedo entenderlo aproximadamente a raíz de experiencias de personas cercanas a mí. Pero no estoy en tu situación, ni soy psicóloga, ni he hablado contigo lo suficiente como para profundizar en ello, y por tanto es imposible que yo pueda decirte cómo resolverlo.

    Sin embargo, eso no pone en conflicto mis ideas sobre la prostitución. Sigo pensando que el sufrimiento de una persona no justifica el de otra. Tal vez te aporte algo leer esta otra pieza que publiqué hace poco, sobre una prostituta que está en una posición mucho más privilegiada y sí tiene contacto con personas que pasan por problemas parecidos al tuyo (te paso la segunda parte, que es donde se habla de esto):

    http://www.revolutionontheroad.com/2016/04/14/donde-no-entra-la-mafia-entrevista-a-una-prostituta-parte-ii/

    Un saludo.

  • #7

    Pere Soler (Tuesday, 19 July 2016 14:57)

    ZeroMacho es una organización de hombres que lucha por la igualdad y la abolición de la prostitución a nivel local y europeo.
    Puedes visitar la página ZeroMacho.eu donde encontraras toda la información

  • #8

    Flavia (Sunday, 06 November 2016 23:54)

    Antonio.

    Yo te respondo! lo mismo que hace una mujer con esas mismas características.....

  • #9

    Gisel (Monday, 07 November 2016 18:38)

    Antonio. Lejos estaría yo de resolver ese problema pagando por sexo, porque creo que no haría más que evadir mi problema y sentirme que estoy de alguna manera violando a alguien que esta conmigo no por deseo, sino por una necesidad de dinero para sobrevivir.. eso mismo sería el freno para no pagar por alguien. Si me esforzaría en trabajar mis problemas, como todo el mundo que tiene problemas, con un terapeuta calificado. Una prostituta sería agregar a alguien más a tu problema, hacerla cargo de algo que solo tu puedes resolver. Mientras tanto mucho juego de manos, fantasías e imaginación.. de hecho en mis epocas de estar sin pareja lo he hecho, el autoerotismo es una parte importante en la construcción de la sexualidad y de la autoestima.

  • #10

    jared (Saturday, 25 February 2017 16:15)

    Las mujeres siempre buscaran de parecer las victimas. La elección es propia. Si culpar el entorno es valido para justificar la decisión de entrar a la prostitución y llamarlo acorralamiento entonces los hombres podemos culpar a nuestra naturaleza como un fenómeno que nos obliga a realizar esos actos de violencia. Afortunada cada uno de nosotros posee voluntad y es posible tomar otras decisiones.

  • #11

    Juana (Friday, 07 April 2017 11:54)

    Efectivamente, me alegro de que hayas tenido la oportunidad de haber hablado con esa prostituta y de que hayas este articulo. Yo soy FEMINISTA desde chica y tambien ex prostituta. Tube que ejercerlo por necesidad y te digo lo siguiente: La unica elección libre que haces es la primera, cuando decides ser trabajadora sexual. Una vez que estas dentro te topas de bruces con la realidad, que es la que tan bien has descrito en tu articulo. Yo me di cuenta y sali, afortunadamente solo estube un año en ese mundo, suficiente creanme.

  • #12

    Juana (Friday, 07 April 2017 11:58)

    #10 jared; No Jared te equivocas.. ha veces no existe otra solución, crèeme.