Hace un año dejé todo atrás para viajar sola. Desde entonces, mi vida no ha vuelto a ser la misma.

Asturias, 2015. Foto de Alejandro de Lahoz.

 

Pronto hará un año desde el día en que subí a un avión, temblando como un bebé y preguntándome si estaba cometiendo un error garrafal mientras dejaba a mi confundida familia atrás, despidiéndome con la mano mientras yo caminaba hacia la puerta de embarque. Había sacrificado casi todo lo que tenía por una aventura a ciegas - tres meses de viaje atravesando los Estados Unidos, sola y con muy poco dinero. Hubo un momento en que pensé en darme la vuelta y mandarlo todo al garete. Ahora, no hay un día que no agradezca no haberlo hecho.

 

 

"Esta mañana he dejado España asustada [...] Tengo miedo de estar cometiendo un error. Pienso que tal vez el viaje sea un desastre, que fracase [...] También me siento alienada [...] y sola."

 

17/10/2014

 

"Regreso a España tras tres meses de crecimiento, exploración y aventura. Estoy llena de agradecimiento, de lecciones vitales, de nuevas ideas, de color. Este viaje ha cambiado mi vida [...] Me veo desde fuera con más claridad que nunca [...] Todo resulta pequeñito desde las alturas, excepto el amor, el amor es gigante, maravilloso, y tan sencillo que me entran ganas de reír."

 

12/01/2015

 

 

Éstos son sólo pequeños extractos de mis cuadernos de viaje, que atestiguaron en silencio la mayor experiencia de mi vida. Así que, para celebrar su primer aniversario y animarte a que te embarques en una odisea similar si alguna vez se te ha pasado por la cabeza, aquí va un resumen de todo lo que me aportó el viaje.

 

Con la actitud adecuada, cualquier espacio es un lugar de juego (Aeropuerto de Dublín, enero de 2015)
Con la actitud adecuada, cualquier espacio es un lugar de juego (Aeropuerto de Dublín, enero de 2015)

 

Me di cuenta de lo poco que necesitaba para vivir y por fin me independicé

 

Viajar sin apenas dinero me enseñó lo poco que hace falta para vivir. ¿Alguna vez has echado un vistazo a tu habitación y pensado en lo que de verdad necesitas? Creo firmemente que lanzarse a la carretera con un presupuesto mínimo es una de las píldoras anti-capitalistas más fuertes que existen. Cuando el consumo se convierte en el Plan Z al final de la larga cola de opciones tales como compartir, el intercambio o hacerlo tú misma, te vuelves una persona más libre. Una de las primeras cosas que hice nada más llegar a casa fue meter dos terceras partes de mi ropa en bolsas y donarlas. La sensación de alivio fue tal que empecé a deshacerme de muchas otras pertenencias.

 

Cuanto menos necesitas, más tienes. Es así de simple. A día de hoy, gano una cantidad mensual de dinero bastante inferior al salario mínimo nacional y estoy viviendo en un pisito estupendo en el centro de Madrid con dos fantásticos compañeros. Recogemos muebles abandonados de la calle y nos cambiamos lo que no necesitamos. Al oír estas historias, a veces mi familia se pone mala y me agasaja con comida casera porque temen que haya adoptado una forma de vida algo "extrema". Pero no es así. La verdad es que me considero bastante privilegiada.*

*Pequeño apunte reivindicativo en esta publicación no tan reivindicativa: por muy privilegiada que sea, me sigue pareciendo indignante estar ganando menos del salario mínimo, teniendo en cuenta que tengo cuatro mini-trabajos y un grado universitario. Ésta es la situación de miles de personas aquí y muchos han tenido que emigrar. Así que seguid haciendo ruido, queridos, porque la cosa está fatal.

 

Éste era el aspecto de mi habitación nada más mudarme, el pasado mes de marzo.
Éste era el aspecto de mi habitación nada más mudarme, el pasado mes de marzo.

 

Aprendí tanto sobre mí misma que hundirme se ha convertido en una tarea bastante difícil

 

Tres meses de constante toma de decisiones de supervivencia básica como "¿Cómo voy a llegar a mi próximo destino?", "¿Me puedo fiar de esta persona como para dejar todas mis cosas en su casa?" o "¿Cuánto debería gastar en comida esta semana para poder comprar más la siguiente?" me abrieron una perspectiva totalmente nueva de mí misma. Para empezar, en mis esfuerzos por elegir siempre la opción más sensata, no paré de cometer errores, uno detrás de otro: planear de más, planear de menos, malgastar dinero, ahorrar demasiado - todo esto me enseñó lecciones muy útiles. Sin embargo, en un nivel más profundo también me enseñó a ser cada vez menos dura conmigo misma al tomar la decisión incorrecta. Soy un ser humano y, como tal, cometo errores. Este aprendizaje al final quedó arraigado en mi cabeza: no son nuestros errores lo que nos define, sino nuestra actitud a la hora de corregirlos.

Cuanto más te conoces, más te respetas. Y cuanto más te respetes, más difícil lo tendrá quien quiera hacerte daño. Y, a riesgo de sonar a libro de autoayuda o a anuncio malo de ensaladas, tengo que decir que aceptar mis imperfecciones las hizo más pequeñas y fáciles de perdonar (y de mejorar). La autoaceptación tiró por tierra todos mis miedos innecesarios igual que Esperanza Aguirre tiró por tierra las motos de la Policía.*

*Mis disculpas por el chiste horrible. Aunque aprendí muchas cosas en aquel viaje, hacer chistes buenos no fue una de ellas. Pero bueno, Esperanza tampoco aprendió nunca a conducir y ahí la tenéis, destrozando Madrid desde 1983.

 

"Mamá decía que eran zapatos mágicos. Podrían llevarme a cualquier sitio" (Bridgton, Maine, nov. de 2015)
"Mamá decía que eran zapatos mágicos. Podrían llevarme a cualquier sitio" (Bridgton, Maine, nov. de 2015)

 

Cuando la aventura se convirtió en una realidad, mis opciones vitales se multiplicaron

 

Recuerdo que cuando estaba en la universidad sólo barajaba un puñado de opciones para cuando terminara la carrera: hacer un máster, encontrar trabajo, incluso mudarme a otro país a probar suerte. Cualquier idea ligeramente aventurada que se desviara de esos caminos convencionales pertenecía a la literatura o al cine, porque la gente no hace esas cosas en la vida real. Pero entonces me lancé a viajar y de pronto todas estos escenarios inimaginables se tornaron reales: hacer autostop, tocar música con extraños, dormir bajo las estrellas de un lugar desconocido. Conocí a tantas personas diferentes, con estilos de vida tan variados - desde artistas itinerantes a activistas organizados, pasando por cineastas acomodados y nómadas digitales - que ahora tengo la sensación de que a cada paso que doy se abren mil posibilidades. Asumir riesgos ya no parece tan arriesgado y el entusiasmo le ha quitado bastante protagonismo al miedo. Ahora no sé si me apuntaré a un máster o recorreré Islandia a pie durante un mes. Ya veremos.

 

Nunca pensé que recorrería en bici la orilla del río Misisipi en Nueva Orleans y mira por dónde (enero de 2015).
Nunca pensé que recorrería en bici la orilla del río Misisipi en Nueva Orleans y mira por dónde (enero de 2015).

 

Puedo ver a través de ti mejor y más rápidamente

 

Decidir en cuestión de segundos si me quedaba o no en una casa, o si me subía o no a un coche, ha mejorado bastante mi aptitud para detectar el peligro - y la falta de éste. Ahora me lleva mucho menos tiempo saber cuándo desconfiar de alguien, pero paradójicamente también soy capaz de confiar con mucha más inmediatez. Esto no significa que no me lleve tiempo conocer a una persona (evidentemente) pero ahora puedo, en la mayoría de los casos, decir "sí" o "no" casi al momento, desde las entrañas, una habilidad que antes echaba mucho en falta. Crear lazos también se ha convertido en algo natural y espontáneo, teniendo en cuenta que sólo pasé de tres a cinco días de media con cada persona que me hospedó.

 

 

Por fin, por fin aprendí a decir adiós

 

Hubo ocasiones durante mi aventura en las que sentí la necesidad de quedarme en el lugar en el que me encontraba y alimentar los lazos que había comenzado a crear con las personas que había conocido. Pero después avanzaba a mi siguiente destino y me alegraba de no haberlo hecho, pues allí me esperaba otra nueva experiencia. Las despedidas siempre han sido mi talón de Aquiles y viajar sola me otorgó la capacidad de aceptar que todo termina, o mejor dicho, que marcharse no significa poner fin a una historia, sino transformarla en otra diferente. A día de hoy sigo en contacto con la mayoría de amigos que hice durante el viaje y sé que volveré a ver a algunos de ellos, aunque no sepa dónde ni cuándo. Mis pies se han vuelto más ligeros y he aprendido a apreciar la belleza de echar de menos a quienes estoy acostumbrada a tener cerca, porque durante aquellos meses se convirtieron en mi razón para volver a casa y para sentirme feliz cuando el viaje llegó a su fin. Lejos de apartarme de ellos, extrañar por elección me enseñó a apreciar su compañía a mi regreso.

 

Crear lazos es una de las partes más bonitas y divertidas de viajar (Washington DC, noviembre de 2014)
Crear lazos es una de las partes más bonitas y divertidas de viajar (Washington DC, noviembre de 2014)

 

Y aquí estoy, un año más tarde. La vida sigue siendo confusa y complicada a veces, pero todos los días pienso en la suerte que tengo por todo lo que me rodea. Ahora que sé que en cualquier momento puedo echarme el macuto a la espalda y volver a irme, soy más consciente que nunca de lo que tengo, porque no sé si seguirá ahí en un futuro cercano. Puede que ésta no sea una publicación de temática activista como las demás, pero tenía una necesidad apremiante de escribirla. Después de todo, fue aquel viaje lo que provocó la creación de este blog y que tú estés leyendo estas palabras ahora mismo.

 

Y a pesar de no ser muy fan de incrustar citas en textos, no hay mejor consejo para concluir que las sabias palabras de Kerouac:

 

"Vive, viaja, aventúrate, bendice y no te arrepientas."

 

Write a comment

Comments: 14
  • #1

    Shirel (Thursday, 15 October 2015 05:26)

    Genial!

  • #2

    Revolution on the Road (Thursday, 15 October 2015 07:43)

    Muchas gracias, Shirel :)

  • #3

    and me... (Thursday, 15 October 2015 20:18)

    "Hacerse mayor es aprender a decir adios"
    <3

  • #4

    Anda (Thursday, 15 October 2015 23:54)

    No se como he llegado hasta aquí, misterios de Facebook:

    No eres una aventurara. Solo eres una cría con unos padres con la cartera abultada y la suerte de querer gastárselo en su hija.

    Eres alguien viviendo la fantasía de algo. Nunca has sentido el peligro real de quedarte en la estacada, siempre has tenido un colchón donde caer. Todo el peligro que te ha podido ocurrir solo provenía de la propia inconsciencia que tu misma pudieses cometer.
    Igual todo lo que escribo es presa del rencor, de "esta chica ha tenido los medios para hacerlo y yo no" No se.

    Me parece, sinceramente, asqueroso, que recomiendes tu estilo de aventura. Una horterada, una farsa estúpida. Solo me pareces una tipa más con espíritu de película.

    No tienes problemas reales, ni una responsabilidad real. Pero te entiendo; quieres pensar que todo lo que has avanzado espiritualmente es gracias a las vacaciones que te has pegado y no a que simplemente has estado eludiendo la vida real.

    Suerte en Madrid y suerte recogiendo muebles. Puedes subir tus fotos a alguna red social y atestarla de paisajes y gente sonriendo como en una revista, o crear entradas de blog vitalistas y carentes de profundidad como esta. Puedes borrar este comentario. Puedes preguntarte que coño acaba de pasar.

  • #5

    Revolution on the Road (Friday, 16 October 2015 00:18)


    Hola, "Anda" (no sé cómo dirigirme a ti).

    Siento que veas este artículo así, la verdad. Creo que no lo harías si no hubieras dado ciertas cosas por sentado, como por ejemplo que mis padres tienen la "cartera abultada", cuando tanto mis viajes como mi alquiler me los pago y he pagado yo solita con mi trabajo, y me refiero, entre otros curros, a partirme el lomo en un Pans&Company o a vender packs de luz y gas de Endesa en un centro comercial.

    Evidentemente pertenezco a la clase media (no a la clase alta) y no me ha faltado de nada hasta que he podido valerme por mí misma y decidir cuánto necesitaba de verdad. Pero ni mi viaje fueron unas vacaciones, ni conoces mi situación personal ni económica, ni creo recordar que estuvieras en ese viaje como para saber si me enfrenté a "peligro real fuera de mi propia inconsciencia" (no sé si lo sabes, pero si te asaltan en la calle a miles de kilómetros de tu casa da igual que tengas todo el dinero del mundo), ni creo que tengas que insultar mi forma de vida ni mi trabajo para dar tu opinión. Sería mucho más constructivo que abrieras debate o hicieras preguntas (las cuales te respondería encantada). Y creo que deberías plantearte cuánto sabes de alguien antes de hacer afirmaciones tan rotundas, desinformadas y dañinas como que "no tengo problemas reales".

    Y no, no voy a borrar tu comentario, aunque debería por el lenguaje y las formas que has utilizado. Lo voy a dejar, en parte para que puedas releerlo a la par que mi respuesta (si lo haces), en parte para que sepas que la siguiente vez que reciba un insulto sí voy a borrarlo.

    Siento que mi artículo te haya enfurecido tanto, mi intención era totalmente la contraria. Un saludo.

  • #6

    ChicadeErasmus (Friday, 16 October 2015 23:35)

    Hola Elisa, acabo de leer tu entrada y he de decir que me ha encantado. Este año he tomado la decisión de irme de Erasmus, que hasta el momento es la más aventurera que he tomado en mi vida y solo puedo decir cosas buenas de la experiencia hasta el momento. Viajar es increíble, conocer gente es apasionante y reencontrarse con uno mismo es la mejor de las recompensas. Solo quería decirte que eres un ejemplo para mí, que tengo ganas de viajar por el mundo como tú, a lo loco y a la vez con las cosas claras, sabiendo que puedes contar contigo misma, pues te vales de ti misma para lograr tus metas. Me gustaría decir sobre comentarios anteriores y desagradables, que seguramente sean fruto de la envidia y que no debes ni escuchar a semejante gente. Enhorabuena por tus logros y sigue adelante, que el mundo es muy grande y debemos estar a la altura para poder disfrutarlo, y al que no le guste que no mire. Un saludo muy grande. Hasta siempre viajera.

  • #7

    Revolution on the Road (Saturday, 17 October 2015 11:28)

    Hola, chica de Erasmus :)

    Muchas gracias por tus palabras. Me alegra mucho que estés viviendo esa experiencia y te esté abriendo camino para seguir viajando, yo nunca llegué a irme de Erasmus y es algo de lo que me arrepiento un poco. También te agradezco lo que dices sobre el comentario negativo de arriba, es una pena que haya personas que dediquen su tiempo a ese tipo de cosas.

    Y bueno, cuando finalmente te lances a un viaje así como dices, si quieres puedes contactarme con lo que necesites, que estaré encantada de echarte un cable :)

    Un abrazo muy fuerte.

  • #8

    ChicadeErasmus (Sunday, 18 October 2015 02:11)

    Muchísimas gracias por ser así de increíble :) Me trasmites ilusión por viajar y disfrutar. Te tomo la palabra, quién sabe, a lo mejor algún día nos encontramos on the Road... :) Un saludo compañera viajera.

  • #9

    IDania (Monday, 19 October 2015 06:49)

    Hola....
    Me encanta que la gente crezca, eche alas y vuele... Pienso que para crecer hay que emigrar.
    Hace 34 años yo hice exactamente el mismo recorrido que tu, pero a la inversa. Dejé a mi familia, a mis amig@s y me vine a España. Aquí viví 4 largos y bellos meses. Sin dinero, sin familia y sin amig@s. Conocí a mi esposo y comenzó una nueva etapa en mi vida. Otra más!!!
    Al igual que tu, yo también recomiendo viajar a "nuestra manera".
    Me ha encantado llegar aquí!!!
    Un saludo!

  • #10

    Revolution on the Road (Tuesday, 20 October 2015 13:37)

    Hola IDania,

    Gracias de verdad por tu comentario. Es genial la sensación de conectar con personas que ya han vivido lo que yo acabo de vivir, porque me reafirma y me sirve de combustible para seguir. Ha sido una alegría leerte y espero que te quedes y sigas siendo parte de Revolution on the Road :)

    Un abrazo.

  • #11

    Angel (Friday, 30 October 2015 02:54)

    Estaba leyendo tu blog en Ingles pero ahora me pase al Español a ver como lucia. Simplemente escribo en referencia a ''Anda''. Puede que lleve razón de que los padres pueden tener dinero, y que eso a lo mejor facilite el echo de viajar. Pero lo que no se puede discutir es que por lo descrito su manera de viajar no son de altos precios y caprichos. Yo vengo de una familia sin plata, y como muchos españoles me tuve que ir al extranjero a trabajar de camarero y cosas así. Siempre quise viajar, pero por situaciones de la vida no pude, (en ese caso envidio a gente que sus padres o quien sea les han dado mas facilidades). Pero, después de 5 años fuera, y de trabajar duro, entre en la universidad en el país donde vivo ahora, ganando una beca de estudios y con los ahorrillos de los 4 años anteriores me pude ir de viaje como nuestra amiga hizo. Un año por toda Norte América, Caribe, Asia y un par de sitios en Europa. Entonces lo que vengo a decir es, que lo único que nos diferencia a ella y a mi, según tu, seria sus padres con dinero. Pero yo comparto en el 99.99% su visión y experiencia y creo que según tu argumento yo estaría en la misma categoría que la pones a ella pero esta vez sin esa billetera abultada. ¿qué pensáis pues de mi situación?
    Por otro lado, es verdad que viajar puede sonar a película, si es lo que tu buscas y la onda que transmites. Tu puedes pagarte una hotel de luje en Cuba, que tu experiencia sera, la misma que pagarte un hotel de lujo en España. Pero gente como la escritora, busca una interacción con la gente del lugar, con la gente que se cruza, viajeros, familias, mendigos, etc. Esa es la diferencia que marca su viaje con los viajes de otros. Que pasa con este tipo de viajes, que al interactuar con tanta gente, ve visiones del mundo que desde su cuarto en Madrid nunca hubiera visto. Esto la ha hecho crecer como persona, y eso es lo que muchas películas retratan pues de alguna manera es una forma alternativa para llegar a ser felices, que es el objetivo de todos. Y así es como hace ella, retrata sus vivencias y las aporta a la sociedad. A lo mejor esa no es tu forma de vivir, pero eso no quiere decir que la tuya también nos valga a todos. ¿Que es lo que tu ''Anda'' haces para mejorar tu comunidad o entorno?
    Un abrazo! tener un buen día, o noche o lo que sea donde quiera que esteis :)

  • #12

    almendra (Saturday, 25 June 2016 19:08)

    Qué puedo decir?.....!! Me has inspirado aun más. Perdida en la inseguridad del solo hecho de viajar sola y por tantas razones pero mis ganas son más fuertes y leerte me ha hecho bien! Te deseo lo mejor del universo y ojalá encontrarnos en algún lugar del mundo desde Chile te mando un abrazo...

  • #13

    Not important :-) (Tuesday, 18 October 2016 13:02)

    Vivir un estilo de vida acorde con los valores de cada uno, con orgullo y valentía, suele producir mucha envidia y odio injustificado por parte de personas que, por el motivo que sea, no han podido o no han querido hacerlo con sus propias vidas hasta el momento.
    Por tanto, ni caso a las palabras de "Anda", es un/a "hater" en toda regla y evidentemente su comentario no tiene fundamento ni razón alguna.
    SÍ que eres una aventurera, SÍ que eres una valiente, SÍ que eres un ejemplo a seguir, SÍ que eres una fuente de inspiración para tod@s l@s que te leemos.

    Sigue así, crack.

  • #14

    Revolution on the Road (Tuesday, 18 October 2016 21:20)

    "Not important :-)": He leído tu comentario antes, desde el móvil, y me ha dibujado una sonrisa enorme en la cara y, mejor aún, ha sido como un chute de ánimo y ganas. Muchas gracias, porque me has alegrado la tarde. Y felices viajes :)